Menu

¡Ay, Jesusito, por Dios!

marzo 30, 2015 - Reflexiones

-Jesusito de ¿mi? ¿vi…?
-¡Le!
-¿Cómo que “le”? ¿Por qué has dicho “le”?¡Da, hijo mío, da! A ver: Jesusito de mi ¿Vi…?
-¡To!
-¡¡Noooo!! Hijo, no, Jesusito de mi ¿vi… ? ¡Da! ¡Da, coño, hijo mío! ¡Jesusito de mi vida! A ver ahora: Jesusito de ¿mi…?
-…
-¿De mi? ¿vi…?
-…
-¿De mi vidddd… ?
-Ummmmm… ¿te?
-¡Madre mía, qué panorama! ¿Pero hijo no lo entiendes? ¡¡Jesusito de mi vida, eres niño!! ¿como?- y se señala el pecho cada vez más nervioso -eres niño ¿como? ¿niño como? yyyyy….
-¡Jesusito!
-¡Como yo, macho, como yo! Hala, vamos, a dormir y rezas otro día.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: