Menu

El Feis

febrero 4, 2015 - Reflexiones

Veo Facebook como un mundo en el que sale a relucir la parte más absurda y mágica de los humanos, nuestra faceta irracional, emotiva, excéntrica. Tanto que acabamos sintiendo aprecio por seres desconocidos con los que intercambiamos informaciones muchas veces carentes de sentido y casi siempre inútiles en apariencia, desde el punto de vista de lo tangible. Veo que algunas personas sienten cierta dependencia emocional respecto a lo que les digo y, sorprendentemente, reconozco que a mí también me importa. 
Como siempre se habla de las redes sociales como de algo peligroso y negativo, hay que decir también que muchos de nosotros en el mundo no virtual no podríamos acompañarnos durante más de un café y es impresionante como facebook suele filtrar gran parte de lo que separa a las personas. Lo que se filtra no es otra cosa que nuestro mundo personal de referencia. Nuestra edad, nuestros compromisos, relaciones sociales, etc. Algo bueno tiende a surgir de todo aquello que nos une.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: