Menu

El gato (3)

marzo 22, 2015 - Relatos

El gato ha sentido hambre. Ha entrado a la casa. La dueña estaba sentada en el comedor. EL gato ha ido despacio hasta la cocina y de un salto ha subido a la mesa de la cocina. Ha olfateado restos de comida y ha chupado meticuolsamente unos platos sucios junto al fregadero. Después, ha mirado por la ventana que da al patio. Había unos niños jugando. El cristal es una barrera transparente que le impide salir. Los gatos no se preguntan el porqué de los cristales. No se preguntan el porqué de nada ni tienen conciencia de sí mismos.Su cerebro no carga con los mismos lastres que el de un humano. Por eso son ágiles y no se les puede adiestrar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: