Menu

Mi amigo el investigador. (fragmento)

enero 23, 2015 - Reflexiones

– Eso era lo único que quería yo. Mi sueldo y mi trabajo -me dijo con vehemencia mientras le llenaba el vaso de ponche-. Pero muchas veces la falta de inteligencia se compensa con excesos de audacia, de carácter o de ambición. Qué absurdo que también pase eso en la investigación donde nadie se hace rico. Sin embargo todos queremos ser más importantes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: