La clasificación de los distintos tipos de libros es uno de los objetivos de los estudios literarios desde sus orígenes, que pueden fijarse, de una manera informal, en la Grecia Clásica. Ya el filósofo Aristóteles trató, en libros como La Retórica o La poética, de separar la literatura de la época en géneros y dejar por escrito las distintas características de cada uno de ellos.

Cualquier escritor que se precie debe, además de tener talento literario y una gran historia entre las manos, tener una base teórica e histórica que le permita beber de la tradición con distintos objetivos: plantear su trabajo desde una perspectiva original, no repetir patrones ya usados en el tiempo y, sobre todo, utilizar lo que ya se ha hecho en su propio beneficio.

Aprende a escribir tu novela bajo esos parámetros y descubrirás que todo el trabajo de documentación, planteamiento y desarrollo del texto se hace mucho más rápido, fácil y asequible. Las claves de una novela contemporánea ya están en textos como La Odisea, de Homero, o en ejemplos mucho más recientes como La ciudad y los perros, del Nobel peruano español Mario Vargas Llosa.

Géneros literarios clásicos

En nuestros talleres de coaching de escritores distinguiremos entre dos tipos de géneros literarios: los clásicos y los contemporáneos. En el pasado, los límites entre la prosa y la poesía estaban mucho menos definidos y, de hecho, textos fundacionales como La Ilíada están escritos en un tipo de verso narrativo que podría ser considerado tanto poema como prosa.

Por ello, en el mundo clásico se puede hablar de cuatro grandes géneros: el género épico, el género lírico, el género dramático y el género didáctico.

Las obras épicas contienen diálogos y descripciones, y un excelente ejemplo es el de La Ilíada, que narra un episodio de la guerra de Troya, donde sus protagonistas toman su voz, actúan e incluso sienten, y todo esto se aporta tanto en primera persona como a través del narrador.

Los géneros líricos son los poemas, las odas, los himnos y las canciones, entre otros subgéneros. Son textos más intimistas y creados con un sentido artístico, que en Grecia se cantaban o declamaban acompañados de la lira.

El género dramático es lo más parecido al teatro actual. Hablamos de las tragedias y comedias griegas, donde los textos estaban redactados para ser interpretados en el teatro por actores con máscaras. Existen estructuras como la presencia del coro, que hacen fácil identificar el género.

Por último, el género didáctico, en el que encontramos las obras de Aristóteles o Platón, plagadas de filosofía y pensamiento. Son ensayos, manuales, cartas morales y todo este tipo de producción pensada para enseñar.

Géneros literarios modernos

Con la llegada de los tiempos modernos, la aparición de la prosa y su separación de la lírica y del teatro, apareció otro tipo de nomenclatura y subdivisión de los géneros: Novela, relato, ensayo, poesía y teatro.

Los tres primeros –novela, relato y ensayo– son géneros puramente narrativos. La diferencia está en la concepción intelectual y la estructura de estos. Novela y relato son ficción, pero de diferente extensión; y el ensayo es un género de pensamiento, más cercano al género didáctico de los griegos.

La poesía es un género múltiple en sí mismo, que se diversifica en un montón de ramas que conviene conocer: épica, epigramas, prosa poética, poesía en prosa, poesía narrativa… Un universo complejo que requiere de estudio y horas y horas de lectura.

El teatro podría utilizar la misma descripción que el género dramático clásico, si bien en épocas contemporáneas las barreras entre este, la narrativa y la poesía se han difuminado con la aparición de formatos como la performance, que une todo ello.

Estos son los principales géneros de la literatura y los distintos libros que se leen o escriben deben responder, de manera más o menos ajustada, a uno o varios de ellos.

Ahora que conoces los géneros literarios, es el momento de inscribirte y participar en nuestro próximo taller escritura online. Te ayudaremos a diseñar tu proyecto y las mejores formas de convertirlo en una obra literaria de éxito. Al final de este proceso, habrás aprendido a escribir tu novela o relato corto con todo lo que hemos presentado y más. Descubrirás conmigo la mejor manera de canalizar tu talento, con una formación 100% personalizada y a medida… y sin salir de casa. ¿Has pensado alguna vez en escribir una novela o un relato corto, pero no sabías por dónde empezar? ¡Nuestros Talleres de Escritura de Novelas son la respuesta perfecta para ti!

 

 

Abrir chat
1
¿Tienes dudas? Pregunta sin compromiso
Hola, soy Tomás 👋🏻

Si tienes dudas puedes escribirme un mensaje y te las resuelvo sin compromiso.

Estamos a un sólo mensaje de distancia 😉